Organización ecologista usa drones para localizar balleneros japoneses en alta mar

Los drones, o UAV o vehículos aéreos no tripulados, llevan bastante tiempo de actualidad por su utilización en ejércitos (Estados Unidos los usa de manera activa en misiones de vigilancia y en misiones de ataque) o por la policía. Afortunadamente, estos vehículos aéreos son utilizados en causas mucho más nobles, como por ejemplo en lo que conocemos como periodismo drone o en la protección de manifestantes. Efectivamente, la tecnología puede ser utilizada para luchar en causas mejores que las guerras y, por ejemplo, puede estar al servicio de la protección la naturaleza como es el caso de la organización ecologista Sea Shepherd que ha estado utilizando drones con el objeto de detectar barcos balleneros japoneses y, así, encararse con ellos e intentar bloquear su actividad en alta mar.
Sea Shepherd es una organización ecologista que lucha contra la actividad de los barcos balleneros japoneses que esquilman la población de ballenas. Durante la noche de Navidad, dos de los barcos de esta organización logró localizar a una flota ballenera japonesa que tenía como objetivo alcanzar el santuario ballenero austral para realizar capturas con barcos arponeros y un barco-factoría para el procesado en alta mar de las capturas. ¿Y cómo fue posible localizar a esta flota y evitar que llegaran a su objetivo? Sea Shepherd se valió de la ayuda de unos drones para localizar la nave factoría (de nombre Nisshin Maru) y encarar el bloqueo.
Gracias al seguimiento realizado con los drones, uno de los barcos de Sea Shepherd, el Steve Irwin, sirvió de cebo para los arponeros japoneses mientras el otro barco seguía la posición del Nisshin Maru gracias a la información de posición y fotografías enviadas por los drones:


Podemos cubrir cientos de millas naúticas con estos drones y han sido probados con bastante éxito en esta campaña

Uno de estos drones, de nombre Nicole Montecalvo, fue donado al barco Steve Irwin por una empresa de reciclaje de New Jersey llamada Bayshore Recycling y la Moran Office of Maritime and Port Security, una empresa de seguridad portuaria con base también en New Jersey que sufragó el desarrollo de este drone que es el que se ha estado utilizando en esta operación que ha tenido lugar durante la noche de Navidad y que, aún, sigue estando en curso.
Y aunque la persecución aún continúa, con un barco de Sea Shepherd perseguido por los arponeros y el otro barco persiguiendo al barco factoría, gracias a la observación y localización de los drones, la flota japonesa no ha podido realizar ninguna captura puesto que fue detectada mucho antes de llegar al caladero que tenían como objetivo.

Esta será una larga y dura persecución desde este punto hasta la costa de la Antártida pero, gracias a estos aeroplanos, tenemos una ventaja que antes jamás tuvimos: tenemos ojos observando desde el cielo

Afortunadamente, los drones se pueden utilizar con fines mucho más nobles que la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario